Seleccionar página

Me parece que ya va siendo hora de aglomerar toda la info sobre la ciudad en la que vivo, porque suelo mencionarla, dar alguna pincelada, soltaros algún tocho en RRSS, pero ¿y si queréis pasar por aquí? Pues para eso está esta señorita 😎

 
Haugesund forma parte del municipio homónimo y cuenta apenas con 36500 habitantes. Al ser un estrecho,  permite el paso de naves sin temor a marejadas peligrosas. De hecho es puerto fijo en los cruceros por los fiordos y la ubicación al sudoeste hace que desde febrero ya se vean los turistas por aquí (mucho mejor clima que más al norte).
 
Anteriormente, sus aguas eran ricas en arenques, lo cual benefició el crecimiento de la ciudad, aunque en décadas recientes la ciudad se ha reorientado a la industria petrolera, pues el arenque ya no es tan común en la zona. 
 
Históricamente está considerada el hogar de los reyes vikingos (si venís en avión lo vais a ver escrito en el aeropuerto), y de hecho muy cerca se encuentra Avaldsnes, el asentamiento real más antiguo de Noruega, desde que el rey Harald Cabellera Hermosa se asentó aquí en el año 870, (se estima que está enterrado por la zona donde a día de hoy se levanta el monumento al rey «Riksmonumentet Haraldshaugen«, instalado en la celebración del primer milenio de Noruega como un solo reino) 
 
Lo mejor de los monumentos aquí, sea este mausoleo simbólico, la Krosshaugen, una cruz histórica que data del año 1000, la escultura de bronce de 2m30 del rey Harald I en Havnaberg hecha por el artista Frode Mikal Lillesund, la de Marilyn Monroe en honor a su padre, que era de aquí… son las localizaciones. Son espectaculares, aunque no lo pretendan, pero es que no me canso de decir que este país es espectacular. 
 
El parque natural de Djupadalen, en plena ciudad, es un bosque con diversos lagos y distintas alturas en las que reencontrarse con la naturaleza. Si no se quiere subir y bajar, también está el bosque de Skeisvatnet con su lago en el centro cuyo paseo alrededor dura apenas 30 minutos. 
Yo no soy muy activa, pero he subido a varias alturas que rodean la zona como el Boknafjellet o el Storasundfjellet.
 
En cuanto a museos no es que sea un gran despliegue, la verdad, casi todos dedicados al pasado pesquero de la ciudad, una galería de arte… excepto el de Avaldsnes. Allí está el museo de Historia Vikinga, y merece la pena. 
De igual modo, en junio se hace el festival vikingo y merece la pena porque incluso se hospedan en sus tiendas, hacen juegos, obras cómicas (en noruego, sí), venden comida típica, artesanía, espadas… Estuve el año pasado y estoy deseando repetir este año. 
 
El centro me gusta muchísimo, especialmente la zona del puerto deportivo. Está unido por dos puentes a dos islas distintas, la de Hasseløy y la de Risøy y desde ambas las vistas del puerto son preciosas. Precisamente este fin de semana he estado en ambas para completar el municipio.
 
Desde luego hay otros lugares cercanos que también se pueden visitar como la catarata de LangfossOdda, el Museo de Arquebus (IIGM)… 
 
Creo que es un destino perfecto para una escapada (vuelos directos desde Alicante o Málaga) porque podemos encontrar notables diferencias por su historia, naturaleza y modo de vida, tenemos distintas cosas que hacer, eso sí, con tranquilidad, nada de gran capital europea en la que debemos correr para llegar de un sitio a otro, y además podemos disfrutar de la gastronomía nórdica, que cada vez se hace mayor hueco en las grandes salas. 
 
Para mí siempre será el lugar en el que me alejé de todo lo que me causaba estragos, me calmé y reorganicé mi vida. No es poco.