Seleccionar página

Si ya el año pasado arremetí contra la casi impuesta moda de viajar ( www.nosolotours.com/nosoloviajes ), ahora lo hago contra los que creen que por decir que ellos han estado en este destino o que se han comprado esta camiseta de souvenir el resto va a copiarle. 

 
Y no tendría que importarme lo más mínimo lo que cada uno hace con su vida si no fuera porque me están molestando mucho últimamente en Instagram 

 Me resulta cansino el comportamiento de aquellos que creen que una se deja llevar por cualquiera, porque una tiene muchos defectos, pero ante todo, tiene criterio propio. ¿A cuento de qué iba a ir a una cafetería sólo porque una flipada que lo único que busca son desayunos gratis lo suba a las redes? 
 
De siempre hemos tenido profesiones que se dedicaban a ello: fotógrafos profesionales que sacan imágenes espectaculares de ese pan tostado con jamón, publicistas profesionales que montan una campaña al respecto y modelos profesionales que posan de maravilla porque incluso hay escuelas para ello. No señores empresarios, no os dejéis influir por los influencers que no influyen en nadie. Y sí, he dicho PROFESIONALES las tres veces.
 
Entre todas mis redes me siguen 13.300 personas (lo he sumado para esta entrada), entiendo porque les gusta lo que publico, y jamás se me ocurriría usar mis redes para meter con calzador un producto me guste o no porque sería como traicionar su confianza. Me imagino algo tipo «mira, una página de viajes realizados por ella misma, voy a seguirla», y que de repente se encuentren que hablo de una ginebra, cosa que jamás me han visto beber antes sólo porque me vaya a llevar una comisión o porque incluso esa marca me pague por llevar sus redes. Otra cosa es que sea el perfil o la página de un CM profesional, entonces todo tiene sentido, pero claro, para eso hay que ser, repito, profesional. 

 
Yo a eso le llamo no aprovecharse de una situación, que es lo que hacen estos influencers. ¿Qué tipo de trabajo es ése? Imagino algo tipo: «Me saco fotos en sitios y los subo a internet porque influyo en lo que los demás hacen». Tú necesitas picar piedra para llegar a fin de mes y valorar el trabajo de los demás. 
Infuencer fue mi abuelo Raimundo, que en contra del trato que recibía en el cortijo donde trabajaba, mandó al «amo» (como él le llamaba) a tomar viento y se fue con sus hijos a fabricar una choza para ser libre. ¿Tenéis idea de lo que ese gesto ha influido en mi familia? Incluso en mi generación, ¿por qué creéis que me importa un pepino todo y no permito que nadie se me venga arriba?

Y mi padre, otro influencer, que se embarcó en el Puerto de las Delicias camino de EEUU porque quería ver mundo y usó su trabajo para ello. Incluso cuando se casó con mi madre, que se hizo camionero internacional para ello. 

 
A mí me gusta comunicarme con el personal y me gusta viajar. Cuento lo que hago por si os sirve, no para que vayáis allí a cambio de mi estancia gratis. Si así fuere, ¿por qué iba a elegir hoteles tan sumamente cutres? 
 
Fijaos si es ridícula la situación que  Payless, una cadena de zapaterías ‘low cost’ norteamericana ejecutó un maravilloso timo a los recomendadores de marcas y consiguió venderles zapatos que en sus tiendas cuestan 30 $ por precios de hasta 600 $, haciéndoles pensar que en realidad estaban comprando modelos de lujo de una nueva firma llamada “Palessi”.
“Palessi” vendió alrededor de 3.000 $ en zapatos en unas pocas horas. Un comprador gastó 640 $ en un par de botas, lo que representó un margen de ganancia de 1.800%.
Os pongo el enlace al artículo original sobre este tema que es para morirse: https://bit.ly/2Nb73UB 
Entonces yo me pregunto: ¿Por qué incluso las instituciones públicas tipo Ayuntamientos, Patronatos, Oficinas de Turismo nacionales siguen gastando dinero invitando a estos especímenes? Cuando tenía la agencia hice tantos Famtrips para el Patronato y Ayuntamiento que pude verlo en persona. Y todo para que me hagan una foto en blanco y negro de una rama y lo llamen «Naturaleza». Claro, el personal que te sigue va a decidir pasar sus vacaciones en ese lugar gracias a tu rama…  Pero tú te has pasado un pedazo de fin de semana a costa de nuestros impuestos, eso sí. 
 
Una vez coincidí en un espectáculo ecuestre con un famtrips de éstos y pude ver cómo llegaban, hacían 20 fotos y acto seguido se levantaban e iban a comer donde les tenían preparado el almuerzo campero. Y esto no me lo han contado ni lo he leído, esto lo he visto yo. Dos minutos estuvieron en el espectáculo que por supuesto la finca no les cobró, porque en eso consiste un famtrip. ¿Y creéis que van a influir en la decisión de los demás a la hora de elegir dónde pasar las vacaciones? Por favor, influencer fue Pablo Picasso cuando creó un movimiento artístico que marcó un antes y un después en la historia. 
 
Incluso en la ciudad de Cádiz se hizo algo así pero para «influencers» gaditanos. Nunca logré entenderlo. Os dejo enlace a la noticia: https://bit.ly/2IjPUcH
 
Y no soy la única harta de estos tipos, se ha abierto una cuenta en Instagram que se ríe de todos ellos porque encima se copian a sí mismos en las fotos, de hecho la cuenta se llama «Insta Repeat» que Con una jocosa bio en la que puede leerse Déjà Vu Vibes y tan solo 90 publicaciones, ya ha conquistado a 146.000 seguidores.
 
Influencer fue Jesús que con un discurso tiene 2000 años después 2400 millones de seguidores, o Muhammad, que 1400 años después tiene 1.8 miles de millones de seguidores, es decir el 24.1% de la población mundial. 
 
Además, casi más ridículo es que alguien se autoproclame «influencer». ¿Le habéis dado al hashtag? Es para morirse de risa y vergüenza ajena. Al menos si te consideras tal, no lo pongas porque entras a sabiendas en un lote que da pena verlo. 

 

Ya lo dice un meme que rula por ahí y que me encanta: Influencer era Orson Welles que con una emisora de chichinabo hizo creer a un montón de estadounidenses que les invadían los extraterrestres, tú sólo anuncias cosas para que las compren otros.

 
En este mundo sobran todos los influencers y nos faltan referentes, como Dorothy Countsen que en 1957 fue la primera chica negra en asistir a una escuela de blancos en Estados Unidos. Ella influyó a que sucediera un cambio en su sociedad. Vosotros sois unos aprovechados.